Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Obtén más información sobre cookies en nuestra Política de privacidad o nuestras Condiciones de uso de la página web. Política de Cookies

Has accedido con una cuenta que no está configurada para hacer pedidos. Es por esta razón que no se pueden añadir referencias ni visualizar precios.
Puedes continuar en esta cuenta, cambiar de cuenta, o contactar con nuestro Departamento de Atención al Cliente.

Cerrar


OK
Cerrar

Error


Por favor, espera mientras se actualiza la página....


ENTREGA al día siguiente en la Península

DEVOLUCIONES antes de 30 días

Cerrar

¿Necesitas ayuda?

902.100.016
De 8:30 a 18:00 horas (julio
y agosto de 8:00 a 17:00)
Contacta con nosotros

consejos vuelta al trabajo

Después de este largo período de confinamiento, es vital que puedas concentrarte en tus prioridades para volver a encaminar tu negocio. Con la vuelta al trabajo y para volver a la normalidad, tendremos que reinventar nuestra manera de trabajar. Para acompañarte en este nuevo desafío y preparar el regreso de empleados y clientes con seguridad, Lyreco está preparándose para dar respuesta a las necesidades que se requieran en el lugar de trabajo para que tú puedas reanudar tu actividad con tranquilidad.

Respetando el distanciamiento social

El distanciamiento social es ahora la norma para todos. Es importante mantener este nuevo hábito en el contexto profesional evitando el contacto físico. Esto supondrá nuevas formas de saludarse, descartando besos y apretones de manos, revisar todas nuestras interacciones con el fin de garantizar la protección y la seguridad de compañeros, clientes y visitantes, y reorganizar nuestros espacios de trabajo.

Reorganizar los espacios de trabajo

Extender el teletrabajo

Para todos los negocios, el regreso de los empleados a las instalaciones será un desafío. Para las oficinas compartidas y los espacios abiertos será imprescindible revisar la organización espacial. 

La regla es respetar la distancia de un metro, así que no dudes en evidenciar esta distancia con alguna señal en el suelo, o el uso de algún mueble o mampara de plexiglás para crear una barrera física. 

También es importante pensar en mobiliario adaptado a estas nuevas restricciones, como por ejemplo el uso de escritorios más pequeños. 

Sin embargo, si durante el reajuste del espacio de trabajo, no se puede garantizar el suficiente espacio suficiente todos los empleados, se recomienda organizar turnos de trabajo o teletrabajo para equipos que puedan hacerlo.

Obligados al teletrabajo, muchas empresas, empleados y gerentes han aprendido a operar fuera de sus instalaciones e implementado nuevos procesos para posibilitar y apoyar la actividad. Gracias a estos numerosos esfuerzos, la oficina en casa ha llegado para la mayoría de las empresas.

Para continuar limitando las interacciones interpersonales y protegernos de una segunda oleada del virus, es esencial seguir manteniendo a los empleados, que puedan trabajar de forma remota, de esta manera, y proponer rotación de equipos entre trabajo presencial y teletrabajo. 

Nuevamente, una nueva manera de trabajar nos espera. Para garantizar el correcto funcionamiento de esta nueva organización del trabajo es importante definir buenas prácticas y comunicarlas debidamente para que todos los empleados están debidamente informados.

reorganización

Salud y seguridad prioridad en el equipo

Este episodio de pandemia global ha vuelto a centrarse en la higiene básica. Por lo tanto, es imprescindible proporcionar a los empleados soluciones hidroalcohólicas en áreas de paso de personas (hall de entrada, baños, vestuarios, enfermería, cafetería…) para que puedan lavarse las manos en cada nueva ubicación.

buenas practicas

 

Colocar tablones de anuncios en puntos estratégicos para recordar a las personas las instrucciones de higiene para prevenir la propagación de gérmenes.

                                                                                                                                                                                                                 

Automatizar lo máximo posible la apertura de puertas y encendido de luces.

                                                                                                                                                                                                                 

Animar a los empleados (excepto a las personas discapacitadas) a coger las escaleras para limitar los contactos en los ascensores.

                                                                                                                                                                                                                 

Limitar el uso del aire acondicionado y recomendar la ventilación natural diaria.

                                                                                                                                                                                                                 

Ordenar y limpiar la oficina todas las noches. Limpiar teclado y pantalla con un paño y lavar el escritorio con una toallita desinfectante.

 

Limitar el número de clientes presentes en el establecimiento al mismo tiempo.

                                                                                                                                                                                                                 

Respetar una distancia de un metro entre trabajador y cliente (señalización en el suelo y tablones de anuncios).

                                                                                                                                                                                                                 

Limpiar regularmente las superficies (mostrador, terminal de pago, carros de compras).

                                                                                                                                                                                                                 

Depositar objetos en lugar de pasarlos de mano en mano para evitar el contacto físico.

                                                                                                                                                                                                                 

Usar guantes desechables si es necesario manejar un objeto.

                                                                                                                                                                                                                 

Instalar mamparas para evitar hablar cara a cara

tiendas
adminisitraciones

 

Limitar el número de personas en la habitación al mismo tiempo.

                                                                                                                                                                                                                 

Instalar una separación física entre funcionario y público (vidrio protector,  mampara de Plexiglas).

                                                                                                                                                                                                                 

Marcar en el suelo la distancia de seguridad entre persona en las áreas de espera.

                                                                                                                                                                                                                 

Dejar las áreas de espera abiertas.

                                                                                                                                                                                                                 

Desinfectar diariamente el equipo de trabajo (mostrador, encimera, bolígrafo, teclado).

                                                                                                                                                                                                                 

Retirar las fuentes de agua.


Las mejores marcas están en Lyreco